Mª Rosa Molas ¡una mujer feliz!

Así comentaba el Evangelio de las bienaventuranzas en su homilía, el P. José… que presidió la solemne Eucaristía celebrada el día lunes 12 en la iglesia de la Casa madre de las Hermanas de la Consolación. ¡Es la fiesta de la Madre! como decimos todos, es la fiesta de la Familia Consolación, acompañada por sacerdotes amigos y hermanos, así como representantes del santo pueblo fiel  de Dios: ancianos, niños, jóvenes, matrimonios, funcionarios, familiares, exalumnos…  Se hicieron presentes también el alcalde de Jesús: don Victor… y la regidora de cultura Sra. Susana… demostrando una vez mas gratitud por la presencia centenaria de las hijas de Mª Rosa Molas en la zona, en la cuna y fuente de la Congregación extendida hoy por varios países del mundo. Durante la Eucaristía se presentaron los logotipos de los Capítulos provinciales recientemente realizados en distintos puntos de la geografía congregacional: Mozambique, Córdoba de Argentina, Madrid, Caracas y Filipinas, pidiendo por el Capítulo general que se realizara en Roma del 14 de noviembre al 14 de diciembre. La Madre general: Antonia Munuera, dirigió unas palabras de agradecimiento, invitándonos con el salmista a alabar al Señor y no olvidar nunca sus abundantes beneficios.

La tumba de la Madre es visitada con devoción, allí oramos todos, allí invocamos su intercesión por las necesidades de la humanidad toda, y sentimos que su presencia sigue viva hoy entre nosotros. Porque no queremos dejar de oír la voz del profeta: Consolad a mi pueblo, y la voz del apóstol: revestíos de entrañas de misericordia, bondad, humildad, ternura y compasión.

Finalmente se ofreció un refrigerio a todos los participantes, el que compartimos con sencillez y alegría en el claustro interior de la casa.

Hna. Loreto Navarrete

 

X